Los hechos ocurrieron a las 16.00 horas cuando los menores, después de disputar un partido de fútbol y celebrar una torrada, se fueron a jugar al citado descampado. A los pocos minutos, los niños, de entre 10 y 11 años, encontraron unos huesos sin identificar y, pensando que eran de animales, se lo llevaron a sus padres. | R.D

15

Un grupo de niños ha encontrado este sábado centenares de huesos humanos en el descampado situado frente al estadio de Son Moix, en Palma.

Los hechos ocurrieron a las 16.00 horas cuando los menores, después de disputar un partido de fútbol y celebrar una torrada, se fueron a jugar al citado descampado. A los pocos minutos, los niños, de entre 10 y 11 años, encontraron unos huesos sin identificar y, pensando que eran de animales, se lo llevaron a sus padres.

«Mi hijo venía agarrando un fémur con la mano y su amigo traía una mandíbula», afirma Francisco José Bleda, uno de los padres. «Al principio pensamos que eran de animales, pero uno de los padres es dentista y enseguida supo distinguir que esa mandíbula era humana», cuenta Bleda. A continuación, los adultos llamaron a la Policía Local, que junto a efectivos de la Policía Nacional acordonaron la zona y se hicieron cargo de la investigación.

Los agentes pudieron identificar una gran cantidad de huesos humanos distribuidos a lo largo de todo el descampado. Un total de doce agentes de la Policía Científica trabajan sobre el terreno con la intención de recabar el mayor número de pruebas posibles que ayuden a resolver el caso.