0

La Policía Judicial de la Guardia Civil está investigando las circunstancias que rodean la muerte de una joven de 24 años de edad cuyo cadáver se encontró este miércoles en una casa de Son Servera.

Según informaron en fuentes judiciales, en un primer momento se pensó que la víctima había ingerido pastillas y después sufrió una serie de vómitos, que provocaron que se ahogara. Una médico forense inspeccionó el cuerpo sin vida y agentes del cuartel de Artà acudieron a la inspección ocular. Después, el caso pasó a la Policía Judicial de Manacor y finalmente fue movilizado el Grupo de Homicidios porque había algunos detalles que había que aclarar.

La Benemérita está llevando a cabo una minuciosa reconstrucción de las últimas horas de la joven y se ha averiguado que estuvo de copas con un amigo, que la dejó en casa. Ella se tumbó en el sofá y después falleció.

Ahora se investiga también si la joven, esa noche, fue víctima de algún incidente. Los resultados de la autopsia serán determinantes para poder aclarar todos los extremos del fallecimiento.