Los vecinos de Chella aplauden tras los tres minutos de silencio convocados por el Ayuntamiento en solidaridad con la familia de la adolescente fallecida. | Efe

4

La última hora sobre el crimen de una menor de 15 años en Chella, Valencia, apunta a que la Guardia Civil, a instancias del juzgado de Xàtiva, investiga si junto al joven del entorno de la adolescente detenido hay más personas implicadas. El cuerpo de la víctima apareció este viernes en una sima en Chella, tras dos días desaparecida.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha confirmado este extremo tras la concentración en repulsa por el crimen celebrada este sábado en Chella, y ha indicado que el detenido supuestamente mató en su casa a la joven y luego trasladó el cuerpo en un coche que pidió prestado.

«Estamos viendo si ha habido colaboración», ha asegurado Moragues, quien ha señalado que «hubo un desplazamiento evidente» desde donde supuestamente se comete el crimen hasta la sima donde fue hallado el cadáver, que según el delegado, «tenía signos de violencia».

A preguntas de los periodistas, ha indicado que el crimen se produjo presuntamente en el domicilio del detenido, un amigo de la víctima de unos 20 años que ha confesado ser el autor de su muerte, y que trasladó el cuerpo a la sima «en el coche que le pidió a un amigo», donde «se desprendió» de él.

«No sabemos si el amigo sabía exactamente para qué lo quería -el coche», ha puntualizado Moragues, quien ha indicado que están interrogando al entorno de la víctima y el detenido «para ver el grado de participación» y si «fue solo, estaba acompañado o si el hecho luctuoso lo sabían más personas».

Moragues ha confirmado que el joven confesó ser el autor del crimen ante la Guardia Civil pero que no se entregó sino que fue localizado después de hablar con el entorno de la joven que, antes de desaparecer, había ido al cine con unos amigos, a cenar a casa y, como contó su madre en la denuncia, a dormir a casa de una amiga.

Noticias relacionadas

«Los agentes localizaron al joven, hablaron con él y fue detenido», ha señalado Moragues, quien ha valorado la eficacia de la actuación de la Guardia Civil y ha explicado que está detenido en la comandancia de Valencia, a la espera de pasar a disposición de la jueza de Xàtiva, que lleva la investigación.

Tras la concentración, el alcalde de Chella, Jose Enrique Talón, ha señalado a los periodistas que los ánimos del pueblo «están bastante alterados» porque el detenido, Rubén, vive en el pueblo en una casa de sus padres y «las dos familias se conocían».

«Les he visto muchas veces juntos -a ambas familias-», ha asegurado el alcalde, quien ha agregado que el presunto homicida, «no era su pareja pero sí, amigo» de Vanesa.

Ha explicado que la familia y los amigos siguen recibiendo ayuda psicológica y ha apuntado que han sido momentos «muy duros» porque «sabiendo casi al cien por cien» que el cuerpo encontrado era el de la niña «no se lo podía decir a la madre».

Talón ha indicado que no ha hablado con la familia del detenido porque «tienen los teléfonos apagados» y «no están en Chella», donde viven desde hace muchos años.

Además, ha confirmado que Rubén había hecho trabajos de servicios sociales en el Ayuntamiento de Chella, ocho horas diarias durante un mes, a instancias del juzgado de Xàtiva, aunque no ha confirmado el motivo ni si la madre habría pedido ayuda por tener problemas con él en casa.