Los ocupas han colocado plásticos para tapar la visión. | Julio Bastida

57

Ocupación gitana en la urbanización residencia de Son Güells de Palma. El presidente de la Residencial La Veleta, Julio Santamaría, denunció el asalto por la fuerza y posterior ocupación de los inmuebles ante la «pasividad de la Policía Local de Palma y de la Policía Nacional».

«El sábado por la tarde, un grupo de gitanos integrado por varias familias completas, creo que peninsulares, rompieron los candados, cadenas perimetrales y cerraduras de los pisos piloto y oficinas que tenía correctamente cerrado la promotora Reyal Urbis y Vertix. El escándalo e indignación que hay entre todos los vecinos es mayúsculo. Están enganchados a los contadores de luz y agua y ahora se lo estamos pagando todos», apunta Santamaría.

«Llamamos a la Policía Local y a la Nacional (091 y 092) para informar de los hechos en el momento en que se estaba produciendo la ocupación. A su llegada, los agentes no hicieron absolutamente nada y se limitaron a decir que actuaron de oficio redactando un informe para llevarlo al juzgado. Ya se han producido los primeros robos, un dispositivo de carga de coche y un retrovisor, lo cual no es nada con lo que puede venirnos encima», concluye.