Algunos de los turistas atacados necesitaron asistencia médica a causa de las lesiones sufridas. | Michel's

23

Los atacaba por la espalda, los asfixiaba y cuando los turistas estaban casi sin sentido les desvalijaba. La Policía Judicial de la Guardia Civil de Calvià ha detenido a un ‘gigante’ africano de casi dos metros como autor de al menos cuatro ataques a británicos bebidos en Punta Ballena.

La investigación se inició a finales del verano pasado, cuando se detectó una serie de atracos a turistas que guardaban similitudes. La temporada alta acabó y no hubo más robos violentos de ese tipo, pero ahora, el pasado mes de mayo, se registraron otros cuatro casos casi idénticos. Todas las víctimas eran turistas británicos que habían pasado la noche de copas en Punta Ballena.

Aprovechando que el británico estaba muy bebido, el senegalés lo atrapaba con sus brazos por la espalda y lo asfixiaba, hasta dejarlo aturdido o casi inconsciente. Si se resistía, la víctima recibía una paliza. El africano tenía dos cómplices, que todavía no han sido detenidos, y que eran los encargados de revisar a toda prisa las ropas y bolsillos del turista, para desplumarlo.

En el último caso, un joven inglés atacado sufrió lesiones graves en la cara. El miércoles la Policía Judicial de Calvià montó un gran operativo en Punta Ballena. El africano, de 30 años, fue detectado en un tramo y en cuestión de segundos numerosos agentes se abalanzaron sobre él, para que no pudiera reaccionar ni hacer uso de su excepcional fuerza. Al acusado le imputan cuatro atracos y palizas a extranjeros y un delito de narcotráfico, ya que le encontraron marihuana.