‘Luisito’ Rodríguez-Toubes, durante el juicio en el que fue condenado a siete años de prisión por estafa. | Alejandro Sepúlveda

20

‘Luisito’ Rodríguez-Toubes juega su última carta para evitar ingresar en prisión. El joven de Llucmajor ha acudido a un catedrático de la Complutense, Javier Sánchez-Vera, para presentar un recurso ante el Supremo de 178 páginas que ataca con dureza la condena de la Audiencia. El recurso plantea un argumento novedoso que el acusado no empleó en el juicio: señala que no quiso engañar a los Ferrando-Bennaser sino que aceptó las fincas valoradas en 40 millones por un «error invencible». Esa equivocación estuvo motivada por la presencia de tres notarios. Como todos ellos dieron por buenas las operaciones de donación, el recurso sostiene que un chico de 19 años no podía pensar que hubiera alguna ilegalidad. «¿Cómo va a saber que está cometiendo un delito de estafa con la autorización de tres notarios?» se pregunta el escrito.

El argumento del «error invencible» es uno de los nueve motivos de casación que plantea la defensa de ‘Luisito’ al Supremo. Una vez que se ha formalizado el recurso y que han contestado las acusaciones, el tribunal tiene ahora que decidir si lo admite a trámite o no, algo probable por la cuantía económica del caso y la complejidad de las alegaciones.

Noticias relacionadas

Rodríguez-Toubes se ha quedado sólo con su madre ante el Supremo después de que el otro condenado, el promotor Antoni Garau haya decidido no presentar ningún recurso. Así, asume su condena de seis meses de cárcel por un delito de blanqueo de capitales al comprar una de las fincas que recibió el principal acusado como donación.