En este vídeo se puede ver chicos bajando en monopatín, excursiones a caballo, coches invadiendo el carril contrario, ... Todo ello sucede en la carretera de la Serra. | Julio Bastida

69

Si resulta peligroso conducir por la carretera de la Serra de Tramuntana, una de las más transitadas de la Isla, ahora hay que añadir la proliferación de excursiones a caballo –grupos de más de 15 personas circulando por uno de los carriles–, jóvenes realizando descensos en monopatín a más de 100 kilómetros por hora o turismos invadiendo el carril contrario de la calzada.

A pesar de los esfuerzos realizados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y del aumento considerable de controles de velocidad, la convivencia entre vehículos a motor, ciclistas, animales salvajes, turistas y excursiones a caballo resulta muy complicada.

Los tramos más conflictivos están fijados en los cerca de 100 kilómetros de que dispone la Ma-10, carretera Andratx-Pollença, y todas aquellas secundarias que desembocan en la carretera de la Serra de Tramuntana.

Los agentes de la Benemérita son conscientes de la existencia de grupos de motoristas y coches que practican una conducción agresiva, peligrosa y temeraria, pero imágenes como las que les ofrecemos en este artículo ponen en evidencia que no son los únicos y que resulta muy injusto cargar las tintas sólo contra un colectivo.