0

Los Bomberos de Mallorca han pedido este jueves a la población prudencia con los fuegos agrícolas debido al aumento de temperaturas que ha contribuido a la propagación de hasta cuatro incendios entre este miércoles y este jueves.

El cuerpo de emergencia ha realizado esta advertencia ante la presencia de una ola de aire caliente procedente del Sahara en Baleares, que ha provocado una subida de las temperaturas y una bajada de la humedad que ha contribuido a la propagación de varios incendios, ha informado el Consell de Mallorca en un comunicado.

La situación meteorológica provoca que cualquier descuido a la hora de quemar rastrojo o un fuego mal apagado pueda convertirse en un incendio de mayores consecuencias.

Aunque las previsiones meteorológicas para los próximos días indican una bajada de las temperaturas, los Bomberos de Mallorca recomiendan extremar la precaución en las zonas boscosas hasta el cambio de tiempo.

Los Bomberos de Mallorca han informado de que este jueves han tenido lugar dos incendios en zonas de olivar situadas en Sóller debido a quemas descontroladas, uno de ellos junto al núcleo urbano y el otro en la zona de Muleta Gran.

También se ha producido un incendio cerca del Port de Valldemossa y s'Estaca donde los Bomberos de Mallorca han intervenido junto al Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat) y que se ha dado por estabilizado a las 12.10 horas, con un perímetro de unos 0,90 kilómetros y que afecta a alrededor de 2,9 hectáreas.

Además, este miércoles se quemaron 1,5 hectáreas forestales en un terreno de acebuche en el Camí sa Vall de Manacor debido también de una quema incontrolada, en un incendio en el que los bomberos también actuaron junto al Ibanat y que se dio por extinguido a las 20.30 horas.