2

Un hombre de 41 años ha sido detenido en Mallorca como presunto autor de cinco delitos de estafa que suman un total 41.000 euros, tres falsedades documentales y cuatro usurpaciones de estado civil, ha indicado este jueves la Benemérita.

Las investigaciones arrancaron la operación «Moscari» el pasado noviembre cuando la Guardia Civil de Pollença recibió una denuncia por una supuesta estafa.

La víctima denunció que una compañía de telefonía le reclamaba el pago de dos teléfonos de alta gama que no había adquirido, con una tarjeta de crédito a su nombre que tampoco había solicitado.

Las pesquisas se centraron en el examen de contratos de empresas expendedoras de tarjetas de crédito, así como de titulares de contratos de telefonía móvil con adquisición de terminales.

Así, los agentes fueron obteniendo datos que permitieron estrechar el cerco sobre el autor de la estafa y su entorno.

Los agentes observaron que el método del presunto autor consistía en contratar tarjetas de crédito, contratos de telefonía móvil, e incluso un crédito bancario, a nombre de personas con la que en algún momento había tenido relación.

Se valía de esa relación para hacerse con una fotocopia del DNI que utilizaba para las estafas. En una ocasión fue por una antigua relación laboral, en otra pertenecía al inquilino de una de sus propiedades, y las demás fueron de forma casual.

El detenido elaboró un programa informático de nóminas falsas para contratar una serie de productos, llegando a estafar la cantidad de 41.000 euros en conceptos de ropa, teléfonos móviles y alimentación.

También intentó adquirir una motocicleta de gran cilindrada.

Durante la operación, los agentes comprobaron que además de la víctima que interpuso la denuncia, había otras tres personas perjudicados que habían sido estafadas, y con las que se pusieron en contacto.