El arrestado, a la izquierda de la foto, entrando en los juzgados de Vía Alemania. | A. Sepúlveda

58

El goteo de agentes de la Policía Local de Palma detenidos en el marco de la presunta trama corrupta sigue en aumento. Agentes de la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a primera hora de ayer a la detención de un policía local de Palma destinado en la Unidad Motorizada Pesada. Los delitos que se le imputan son los de falsedad documental y coacciones.

El arresto fue ordenado por el juez Manuel Penalva, titular del Juzgado de Instrucción número 12 y por Miguel Ángel Subirán, fiscal anticorrupción responsable de la investigación. El agente fue citado en dependencias de la Jefatura de la Policía Nacional, sita en la calle Simó Ballester, donde una vez allí, se le comunicaron sus derechos y se procedió a su detención. En torno a las 13.30 horas, un coche camuflado de la Policía Judicial condujo al detenido hasta dependencias judiciales donde fue puesto a disposición judicial. Durante su interrogatorio, tanto el juez como el fiscal, le preguntaron sobre la presunta falsificación de una denuncia contra un ciudadano con la única intención de cargar contra su persona y hacerle daño. Del mismo modo, también se sospecha que el agente pudo amenazarlo con serias advertencias contra su integridad física para que éste no le denunciara.

La Fiscalía Anticorrupción está investigando si los actos, supuestamente delictivos cometidos por el arrestado, estarían vinculados con el resto de investigados de la presunta trama corrupta que afecta al Cuerpo.