El ‘portavoz’ de la familia, Fernando Bustamante, es uno de los seis acusados por la Fiscalía. | Alejandro Sepúlveda

11

El verano más duro de ‘Los Bustamante’ en el que la familia de trileros terminó en prisión tras alardear de sus hazañas ha cuajado en una dura acusación del fiscal. El ministerio público reclama penas de tres años de cárcel para tres de los miembros del grupo por el incidente del mes de agosto que terminó con buena parte de ellos en prisión provisional.

Los seis están acusados de un delito de robo. La Fiscalía sostiene que el 23 de agosto el grupo tenía montado un trile en la Platja de Palma cuando allí se acercaron dos personas de origen magrebí y de nacionalidad holandesa. Entonces es cuando uno de los acusados -según la acusación- le cogió a uno de ellos dos billetes de cincuenta euros que la víctima llevaba en la mano. Los otros cinco rodearon al asaltado, le empujaron y uno de ellos hizo un además de golpearle con una tabla. Finalmente, cuando apareció la Policía Local de Palma, los acusados echaron a correr.

A raíz de esta denuncia los seis acusados fueron detenidos. Todos ellos tienen diversos antecedentes penales por robos, hurtos y estafas, entre otros delitos. Apenas seis días antes tres de los trileros habían sido detenidos antes por otro suceso similar. Antes habían alardeado de que llevaban desde 1973 engañando a turistas en la zona.