Momento en el que el cuerpo de la fallecida es introducido en el coche de la funeraria. | R.S

Agentes del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía se han hecho cargo de la investigación del crimen de una mujer de 45 años de edad que apareció muerta a golpes y estrangulada en su piso de Palma.

El cadáver de Esperanza Ferrutxe Frau fue hallado este miércoles en el interior del dormitorio de su vivienda ubicada en el número 14 de la calle Port de Cariño, de la barriada palmesana de Es Fortí, a escasos metros del antiguo estadio de fútbol Lluís Sitjar. Si bien es cierto que la Policía Nacional mantiene abiertas varias líneas de investigación, todo apunta a que la víctima fue golpeada violentamente hasta morir. Los resultados de la autopsia practicada a la víctima desvelan que la mujer fue golpeada, en repetidas ocasiones, en la cabeza y que también fue estrangulada.

Según fuentes próximas a la investigación a las que ha tenido acceso Ultima Hora el cadáver de Esperanza Ferrutxe Frau fue localizado tendido en el suelo de la habitación junto a la cama. El mismo estaba envuelto en una sábana y presentaba quemaduras. El cuerpo tenía quemaduras pero no estaba carbonizado. Este punto es muy importante para los investigadores dado que todo hace presagiar que la mujer sufrió las quemaduras post mortem. Es decir, una vez que ya estaba muerta, el presunto homicida trató de eliminar pruebas prendiéndole fuego a la vivienda. Otro dato importante de la investigación es que la víctima, en el momento de su muerte, estaba en pijama y las puertas y ventanas no fueron forzadas. Se encontraron varios cajones abiertos pero en la casa había joyas de valor. El hallazgo del cadáver se produjo a las 06.40 horas de la mañana de este miércoles cuando una vecina alertó a los equipos de emergencia de que podría estar produciéndose un incendio en la planta baja, donde residía la víctima.

Una patrulla de la Policía Local de Palma y los Bombers de Palma acudieron al lugar y, tras tirar la puerta abajo, accedieron al interior de la vivienda y sofocaron el pequeño incendio. Los agentes detectaron una gran cantidad de sangre por todo el inmueble y lo pusieron en conocimiento del Grupo de Homicidios.