El ‘caso Kabul’ se juzgó en enero de 2013 y todavía está pendiente de resolución. | Alejandro Sepúlveda

3

La vía del Tribunal Constitucional se cierra para los acusados en el caso Kabul. Once de los encausados en el mayor proceso por tráfico de drogas jamás celebrado en Balears recurrieron a la vía extraordinaria para intentar anular las escuchas telefónicas que el Supremo declaró legales. Entre los que lo hicieron estáLa Paca, su hija ‘La Guapi’ y ‘El Kike’, el acusado al que se le reclama una condena más alta junto a la matriarca. El total se formalizaron ocho recursos. Siete ya han sido inadmitidos a trámite por el Constitucional. Sólo queda uno pendiente y, salvo sorpresa, seguirá el mismo camino.

Los recursos se han estrellado contra el primer filtro del Constitucional. Los magistrados no examinan el fondo de todos los asuntos que recibe este tribunal sino sólo aquellos que tienen una especial relevancia para ellos. Se trata de aspectos sobre los que nunca se ha pronunciado el Constitucional o sobre los que no tiene una doctrina inequívoca. Las defensas consideraban que las escuchas telefónicas del ‘caso Kabul’ se podían ajustar a este requisito ya que interpretaban que el Supremo había cambiado su criterio a la hora de considerarlas legales contra el criterio que mantuvo la Audiencia Provincial.

Para los magistrados no existe ese plus que requieren para examinar el fondo y por ese motivo se han rechazado seis de los recursos. Otro fue excluido porque tenía una serie de defectos formales y un séptimo porque se estimó que no se había agotado todavía la vía judicial ordinaria. El que queda pendiente por examinar es el de ‘El Kike’, presentado junto con otro de los acusados, Luis Molina.