Imagen del banquillo de los acusados durante el juicio celebrado este viernes en Palma. | A. Sepúlveda

3

Un grupo de doce acusados por distribuir grandes cantidades de anabolizantes y otras sustancias dopantes en Palma aceptaron este viernes penas de un año de cárcel y varias inhabilitaciones. La más sorprendente, la de uno de ellos que asume que durante dos años queda excluido para participar en competiciones y exhibiciones de culturismo. Además, otros tres de ellos no podrán administrar gimnasios u otros centros deportivos durante dos años.

La Fiscalía y las defensas de los acusados alcanzaron un acuerdo por el que doce de los trece encausados admiten que durante todo el año 2011 se dedicaron a la venta de sustancias dopantes. A esto se une que cuatro de ellos también vendían cocaína y éxtasis. Los que también manejaban estupefacientes han sido condenados a dos años de cárcel.

El grupo tenía como centros de operación dos gimnasios de Palma: ‘El Club de la Lucha’ y el ‘Gym Tonic’.