Seis de los acusados en la Audiencia Provincial de Palma. | A. Sepúlveda

1

El juicio contra un clan de Son Banya dedicado a la venta de cocaína se suspendió este miércoles porque una de las acusadas había dado a luz la noche antes de sentarse en el banquillo.

Para el grupo de ocho acusados se reclaman penas de cuatro años de prisión por tráfico de drogas en el poblado en el que, según la Fiscalía explotaban siete puntos de venta de estupefacientes hasta que el grupo fue desarticulado en una operación policial en el mes de noviembre de 2010. Se les vinculaba con el clan de ‘Los Valencianos’. La investigación que llevó a cabo la Policía Nacional se basó en el seguimiento de los clientes que iban a comprar droga en esos pisos. Durante meses se detuvo a decenas de personas que salían de estas casas y se les registró para ver si llevaban droga, sobre todo cocaína.

El juicio quedó suspendido a petición de la Fiscalía y la defensa de los acusados hasta el próximo mes de marzo. En la intervención policial se incautaron grandes cantidades de dinero en efectivo y dosis de estupefacientes.