Vista del Hospital General, donde estuvo ingresado el médico militar hasta que falleció. | Pere Bota

1

La Audiencia de Palma ha absuelto a una pareja acusada de engañar a un anciano al que cuidaron durante su último año de vida para quedarse con el dinero que tenía en el banco, que superaba el millón de euros, además de un piso.

El tribunal no entra en valoraciones éticas sobre la conducta de los acusados, de 64 y 59 años, y los absuelve de los delitos de estafa por los que fueron juzgados, ya que considera probado que el fallecido estaba en su sano juicio y no tenía ningún tipo de demencia cuando les otorgó un poder para que dispusieran de sus bienes.

La Fiscalía y la acusación particular habían solicitado hasta nueve años de cárcel para los dos procesados. Ambos han sido absueltos, aunque el fallo no es firme y puede ser recurrido ante el Supremo.

El hombre murió en mayo de 2006 en el Hospital General a los 88 años. Era médico militar, soltero, sin hijos ni familiares en la Isla y no había hecho testamento. En 2010, tres primas carnales del fallecido, naturales de La Rioja, presentaron una demanda en los juzgados de Palma para que fueran declaradas herederas abintestato y así lo acordó el juez un año después. Las familiares descubrieron la fortuna que dejó su primo pero el dinero había sido retirado de las cuentas, por lo que presentaron la demanda por estafa contra la pareja.