7

Agentes de la Guardia Civil detuvieron a un hombre de 38 años en la madrugada de este miércoles que circuló 17 kilómetros en sentido contrario en plena autovía de Córdoba, y que triplicó ampliamente la tasa de alcoholemia.

El sargento coordinador de los equipos de atestados del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Córdoba, Antonio José Olivares, ha explicado a Efe que el suceso tuvo lugar sobre las 4.30 horas, cuando el conductor, que viajaba en un turismo, accedió a la Autovía del Sur en dirección contraria a la altura del kilómetro 401.

Diez kilómetros después de circular en sentido contrario sufrió el primer accidente con un vehículo con el que chocó levemente «al realizar una maniobra evasiva para no colisionar», ha explicado el sargento.

No obstante, el conductor continuó adelante, hasta que en el kilómetro 418, en el peligroso punto denominado la «Cuesta del Espino», colisionó contra un camión «por raspado positivo», aunque no se produjeron heridos.

Tras el choque, el vehículo fue interceptado por agentes de la Guardia Civil, quienes sometieron al conductor a la prueba de alcoholemia, en la que triplicó ampliamente el máximo permitido en aire aspirado.

Según el sargento, el ya imputado dio una tasa de alcohol de 0,95 miligramos en aire aspirado, cuando la máxima permitida legalmente para conducir es de 0,25 mg/l.

De esta manera, el conductor fue detenido, aunque posteriormente ha sido puesto en libertad con cargos imputándosele la comisión de un delito de conducción temeraria.

La Guardia Civil continúa con las diligencias de investigación abiertas sobre el caso y ha adelantado que todo apunta a que no se trata de un kamikaze sino de «una distracción por parte del conductor como consecuencia de la ingesta de alcohol».

Durante su circulación en sentido contrario, la Guardia Civil recibió decenas de llamadas de conductores que iban evitando al ahora detenido conforme circulaban por la autovía en dirección a Córdoba.