El fuego provocó una gran humareda en el primer piso del edificio siniestrado. | Anass Barnichou

3

La Policía Nacional detuvo a dos personas por provocar un incendio en un edificio de Son Gotleu que tuvo que ser desalojado. Como consecuencia de las llamas, un niño sufrió heridas por inhalación de humo, además, el inmueble tuvo que ser completamente desalojado.

Los dos detenidos habían amenazado a los ocupantes del piso en el que se iniciaron las llamas. Varios testigos afirman que escucharon una explosión a primera hora de la tarde. Después vieron una llamarada por la ventana.

Los Bombers de Palma tomaron la decisión de desalojar el inmueble y ahí se produjo un momento de tensión, un niño estaba solo en el último piso del edificio y varios de sus vecinos subieron corriendo para ayudarle a salir del domicilio. Varios de ellos sufrieron contusiones y heridas al intentar echar abajo la puerta de la vivienda. El resto de personas que fueron atendidas por los servicios de emergencia lo fueron por inhalación de humo.