La operación fue realizada por la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera. | OPC

4

La Guardia Civil realizó este martes una operación contra la venta de productos falsificados en comercios chinos de Palma. Durante la mañana, los agentes registraron tres establecimientos en la zona de Pere Garau y dos naves más en el Polígon de Son Castelló, en los cuales se intervino una gran cantidad de género falsificado, en su mayoría piezas de bisutería y prendas de roma.

El material intervenido fue trasladado a las dependencias de la Guardia Civil para efectuar el recuento con exactitud.

Los responsables de los comercios registrados fueron identificados y han sido imputados por un presunto delito contra la propiedad industrial, aunque no se practicaron detenciones. Efectivos del grupo de Fiscal y Fronteras de la Guardia Civil y de Aduanas fueron los que llevaron a cabo la operación, tras tener constancia de la comercialización de los productos falsificados en los comercios chinos.

Una muestra del material intervenido se remitirá a las marcas afectadas para que las valoren y constaten los posibles perjuicios que han podido sufrir.