La Policía Nacional puso este viernes en marcha un gran dispositivo de búsqueda, en el que participaron Guardia Civil y Policía Local. | A. Sepúlveda

28

Como en Hollywood, pero en La Porciúncula. Dos falsos policías con chalecos especiales y una pistola montaron este viernes un repentino control para interceptar un coche que sabían que recaudaba el dinero de algunos hoteles de la zona.

Tras parar al conductor, lo encañonaron, lo hicieron bajar y se llevaron el Volkswagen Golf y los 297.000 euros que habían dentro.

La Policía Nacional se hizo cargo de la investigación y pidió la colaboración de la Policía Local y de la Guardia Civil, ya que el coche robado había escapado en dirección a Llucmajor. El Grupo de Atracos ha asumido la investigación y lo primero que hicieron los agentes fue entrevistarse con el conductor asaltado, que estaba muy nervioso por lo ocurrido.

El punto exacto donde fue interceptado el Golf y obligaron a apearse al conductor también fue examinado de forma minuciosa y parece ser que los investigadores descubrieron un efecto que les cayó a los dos falsos policías en los segundos que duró el atraco. Ese objeto podría ser clave en la investigación.

Los agentes que llevan el caso estaban contactando con los hoteleros afectados por el robo, para conocer cuántas personas estaban al corriente de cómo se realizaba la recaudación.