Imagen de archivo del incendio del Sorrento. | ARCHIVO

2

El incendio del Sorrento, registrado hace casi dos meses, destruyó todos los vehículos que iban en las bodegas del buque excepto uno, concretamente un Nissan Pathfinder. Así se lo está comunicando a los perjudicados en los últimos días el Juzgado de Instrucción número 8 de Palma, que instruye el caso.

Muchos de los afectados ya han recibido la providencia del juzgado en la que les informan de la situación para que puedan emprender las reclamaciones al respecto, una vez que la Guardia Civil ha elaborado el informe de los daños.

Noticias relacionadas

En las bodegas el buque había cerca de 150 vehículos, de los cuales 98 eran camiones vacíos, 25 camiones con carga y el resto vehículos particulares como el Nissan Pathfinder que se ha salvado de la quema.

La mayoría de afectados son profesionales que están asociados a la Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT). El gerente de la asociación, Salvador Servera, explicó que «Al ver el estado en que ha quedado el barco tras el incendio ya sospechábamos algo así porque hubiese sido un milagro que el fuego no hubiese afectado a los camiones, pero ahora se ha confirmado con la providencia de los juzgados».

Los afectados «se constituirán en una única voz para defender sus intereses, no reclamarán cada uno por su lado sino de forma conjunta».