Pantallazos del acoso que recibió la víctima a través de whatsapp.

73

Los padres de una alumna de 13 años han descubierto dos intentos de suicidio por parte de su hija a raíz de un presunto caso de acoso escolar.

Los hechos denunciados, tal y como consta en la declaración policial, tuvieron lugar en un conocido instituto de Educación Secundaria de la zona del Llevant.

En su escrito de denuncia los progenitores afirman: «Que hoy ha encontrado a su hija de 13 años llorando y le ha contado que, desde que empezó este curso escolar actual de primero de la ESO en el instituto (se omite el nombre del centro docente para proteger la posible identificación de los menores) una compañera de colegio –de 13 años– que vive cerca del instituto, al principio le enviaba whatsapps insultándola. Ahora cada día le insulta directamente, se mete con ella, la ningunea, cuenta mentiras sobre ella a las otras niñas para que también la humillen. Y también le ha dicho su hija que por dos veces a escondidas ha tomado medicamentos de su madre porque quería morirse, ya que no quería seguir viviendo así», concluye la madre en su relato ante la policía.

«Estamos viviendo una pesadilla. Quiero decir que estoy recibiendo todo el apoyo de las autoridades, de la Fiscalía de Menores y de la Guardia Civil, pero parece que al instituto no le ha gustado que interpusiera la denuncia. La directora dice que han hablado con los alumnos y que mi hija no sufre acoso, pero las pruebas presentadas, las conversaciones de móviles y los pantallazos de las amenazas e insultos ya están en poder de la policía. Me dicen que me salté el conducto reglamentario y que esto lo hubieran arreglado ellos», concluye María, la madre de la menor presuntamente acosada.

La víctima relató a los facultativos del Hospital de Manacor que al principio eran mensajes vía Whatsapp por parte de varios compañeros del colegio. Su madre los leyó y habló con los chicos, pero ahora vuelven a acosarla.