24

«No ha bebido mucho, sólo se ha tomado un par de ‘gin tonics’, pero está bien». Esta es la declaración de una de las ocupantes que viajaban a bordo de un BMW serie 3 que sufrió un aparatoso accidente en Palma.

El siniestro tuvo lugar sobre las tres de la madrugada en la rotonda flotante en el desvío hacia es Molinar. En esta ocasión, el conductor de un vehículo de alta gama, un varón de unos 55 a 60 años, perdió el control del vehículo, arremetió contra un pequeño muro y acabó sobre una de las isletas de protección, junto a una señal.

Rápidamente, agentes de la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico y la Policía Local de Palma se desplazaron hasta el lugar del suceso para auxiliar a las víctimas. A su llegada, los equipos de emergencias pudieron comprobar que, afortunadamente, no había que lamentar ningún daño personal, pero sí cuantiosos daños materiales. El conductor del BMW fue sometido a una prueba de alcoholemia, dando la misma un resultado positivo. La Benemérita se hizo cargo de la confección del pertinente atestado.