Previous Next
4

La rotura de una canalización de agua potable al final de la calle Manacor ha obligado a cortar esa vía a primera hora de este miércoles, lo que ha generado un gran atasco de tráfico que ha disminuido paulatinamente con la regulación de la Policía Local.

Según han informado fuentes municipales, la avería se ha producido a las 06.00 horas en una tubería subterránea que atraviesa la calle Manacor a unos 100 metros de la rotonda de Can Blau.

La rotura ha dejado sin suministro de agua a unos 200 abonados y su reparación se ha prolongado hasta pasadas las 16:00 horas.

La Policía Local ha informado que de los cuatro carriles existente en la calle Manacor, tres están cortados por lo que el único carril existente se ha habilitado para los vehículos que se dirigen hacia la rotonda de Can Blau, mientras que aquellos vehículos que se dirigen al centro de Palma desde la rotonda de Can Blau puedan hacerlo accediendo por la calle Tomàs Rul·lan.

DESVÍO DE AUTOBUSES

La Empresa Municipal de Transportes (EMT), por su parte, ha informado que los cortes de tráfico a causa de la rotura de la tubería han obligado a la EMT a desviar algunos autobuses de sus rutas habituales.

Por ello, las líneas 14 (Son Ferriol) y 31 (s'Aranjassa-Sant Jordi) en dirección a Palma, giran por la calle Tomàs Rul·lan y salen por la calle Reis Catòlics y desde allí continúan por su ruta habitual. Este desvío afecta a la parada 285 situada en el calle Manacor en dirección a Palma.

Además, la línea 7 (Son Rapinya-Son Gotleu) en dirección a Son Gotleu, llega a la rotonda de Can Blau donde se produce el cambio de sentido para después girar hacia la calle Tomàs Rul·lan.