El acusado, durante el juicio. | M. À. Cañellas

6

El acusado de matar a cuchilladas en Maó en abril de 2013 a su amigo Mohamed A. de 23 años, porque sospechaba que mantenía una relación sentimental con su mujer, ha declarado este lunes en el juicio ante un jurado que agredió a su amigo en defensa propia porque él le atacó.

Willi Fernando C.I., de 36 años, ha declarado ante el jurado que después de haberle pedido a su mujer que no volviera a tener relación con su amigo porque estaba obsesionado con ella, éste le convenció aquel día para ir a su casa a arreglarle un ordenador y una vez allí le atacó.

El acusado, para quien la Fiscalía pide una condena de 19 años de prisión por asesinato con alevosía, ha asegurado que si bien no recuerda los detalles de lo que pasó en la lucha posterior, se arrepiente de lo ocurrido aunque está seguro de que con la muerte de su amigo él logró salvar su vida.

Al inicio del juicio, el fiscal Alejandro Fernández ha asegurado que el acusado tenía el plan de matar a Mohamed desde días antes de cometer el asesinato y lo mató atacándolo por sorpresa en su domicilio, apuñalándolo con dos cuchillos distintos y sin posibilidad de defensa.

El fiscal pide una condena de 19 años y que el acusado pague una responsabilidad civil de 115.000 euros a la esposa del fallecido y de 60.000 para sus padres.