Una de las dos yeguas rescatadas por Natura Parc en Llubí. | Fundación Natura Parc

34

Los técnicos del Centro de Protección de Animales Domésticos (CEPAD) de la Fundación Natura Parc han rescatado dos yeguas halladas en estado de total abandono e inanición en una finca de Llubí y las han trasladado a sus instalaciones para intentar salvarles la vida.

Ante el aviso de un particular, los técnicos del CEPAD acudieron acompañados de la Policía Local a la finca donde hallaron en muy mal estado a los dos animales, que habían sido abandonados sin suficiente alimento para sobrevivir, ha informado la entidad en un comunicado.

Una de las yeguas estaba tumbada en el suelo sin poder levantarse.

Además de dar aviso al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, que levantó acta sobre la situación, los técnicos dieron atención de urgencia a las dos yeguas, mediante hidratación y aplicación de vitaminas y reconstituyentes para intentar recuperarlas, han detallado desde CEPAD a Efe.

Una veterinaria y cuatro técnicos, apoyados por dos furgonetas, un remolque de transporte y un camión grúa, trabajaron durante unas doce horas en la finca para intentar mejorar el estado de los dos animales antes de trasladarlos a las instalaciones de la Fundación Natura Parc para continuar el tratamiento.

Una de las yeguas ha respondido al tratamiento de emergencia y se recupera satisfactoriamente, pero la segunda, que fue hallada tumbada, ha sido definida por los responsables de la entidad como un «caso difícil por su grave estado de salud» y permanece en observación.

La entidad ha recordado en la nota que el pasado diciembre el CEPAD se hizo cargo de la captura y mantenimiento de un grupo de 25 gatos domésticos, hallados «en un estado deplorable» en una vivienda particular.

Los servicios municipales solicitaron la intervención del CEPAD ante el inminente ingreso hospitalario de la propietaria de los animales, una mujer aquejada del síndrome de Diógenes y del síndrome del Arca de Noé.

Responsables de la Fundación Natura Parc han lamentado que ambos casos sean ejemplo de los problemas derivados de la tenencia de animales sin poder garantizarles un cuidado óptimo.