6

La crisis del ébola también ha llegado al colectivo del Cuerpo Nacional de Policía de Palma (CNP). Agentes del cuerpo han expresado su indignación y malestar por la falta de medidas a la hora de afrontar servicios por posibles casos de ébola, como sucedió hace una semana en Son Gotleu.

Una nigeriana que había estado en su país se marchó el sábado pasado de Son Espases sin esperar el resultado de unas pruebas. No se llegó a activar el protocolo de ébola, pero se ordenó a las policías locales, Guardia Civil y CNP que la encontraran para descartar por completo que padeciera el virus.

En los días sucesivos, se han escuchado voces dentro del colectivo policial denunciando que «mientras que los sanitarios iban con trajes especiales, nosotros fuimos ‘a pelo’, no llevábamos ni siquiera guantes de látex o mascarillas».

«No se nos ha dado ningún tipo de indicación sobre la enfermedad ni protocolo de cómo debemos actuar ante un posible caso como el de Son Gotleu, ningún curso breve o circular interna, de momento nada de nada, lo que sabemos es por los medios de comunicación», se lamenta desde el cuerpo.