Dos agentes junto al británico detenido que está reclamado por su país. | Michel's

8

La Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, en una operación conjunta, han detenido a siete británicos que supuestamente formaban parte de una banda muy activa de ‘narcos’. Los sospechosos están acusados de distribuir sustancias estupefacientes -cocaína y drogas de diseño en su mayor parte-, entre compatriotas en distintas zonas de ocio de Mallorca.

Las investigaciones contra esta banda se remontan a 2009, como continuación de una operación llevada a cabo ese año, que acabó con una veintena de arrestados, y ayer se llevaron a cabo las detenciones de los sospechosos y registros domiciliarios, en los que se intervinieron cerca de un kilo de cocaína y distintas armas blancas como catanas.

Cabecilla

El supuesto cabecilla de la banda, de unos 30 años, fue detenido ayer por la tarde en su vivienda de la calle Estrella de Cala Vinyes junto a dos varones más y una mujer. El líder del grupo tiene una reclamación internacional por un homicidio en grado de tentativa cometido en su país. En el registro de su vivienda en Cala Vinyes estuvo presente una comisión judicial y se intervino allí una importante cantidad de droga. Para el registro de la casa se utilizaron los perros adiestrados de la Policía Nacional.

Los otros tres sospechosos fueron detenidos en otros domicilios de Calvià.