Previous Next
6

No hay tregua ni en Nochebuena. La policía busca a tres pirómanos que en la medianoche del martes al miércoles quemaron un Renault Laguna que estaba aparcado en una calle de Son Forteza, en Palma.

Sobre la medianoche del día 24, un vecino que regresaba a casa reparó en tres muchachos en actitud muy sospechosa. Estaban junto a un coche, con las capuchas de sus sudaderas puestas y las cabezas agachadas. El señor subió a su piso y antes de que le pudiera contar lo sucedido a su esposa, ella le gritó: «Está ardiendo un coche en la calle». El hombre se asomó y, en efecto, un Laguna de color blanco, con placas de matrícula 0089-BJJ ardía completamente. De los tres sospechosos, ya no había ni rastro.

Hasta esa dirección se desplazaron bomberos y policías, que consiguieron que las llamas no se propagaran a otros vehículos aparcados en las inmediaciones. Junto al coche se encontraron restos de papeles quemados y todo apunta a que el fuego comenzó en el interior del habitáculo, lo que indicaría que el origen del fuego fue intencionado.

Cuando por fin los bomberos consiguieron sofocar las llamas, el turismo ya estaba completamente destrozado, en estado de siniestro total. Los agentes dieron una batida por los alrededores en busca de los presuntos incendiarios, que podrían haber actuado para hacer una «gamberrada».