Imagen del palo lleno de pegamento de rata facilitada por la Guardia Civil.

9

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, sorprendió la pasada semana a un hombre cazando ilegalmente aves fringílidas en las inmediaciones de un torrente de Santa Ponça.

Para capturar los pájaros empleaba procedimientos masivos y no selectivos que están prohibidos, ya que utilizaba pegamento de atrapar ratas, además de un jilguero enjaulado como reclamo.

Como consecuencia de ello, la Benemérita le interpuso tres denuncias administrativas. Una de las sanciones ha sido por la utilización de medios prohibidos, una segunda por carecer de autorización de la consellería para la captura de aves fringílidas y la tercera por no estar anillado el jilguero utilizado como reclamo.

Por parte de los agentes se intervinieron varios objetos entre ellos dos jaulas, el pegamento, una botellita de aceite, tijeras, etc. Procediendo a suelta en su entorno natural y en presencia del denunciado del jilguero utilizado como reclamo.