La prisión de Palma, a pesar del gran número de internos, no registra incidencias destacables. | ALEJANDRO SEPULVEDA - MALLORCA

47

El Centro Penitenciario de Palma cerrará el ejercicio actual con el número más bajo de población reclusa de toda su historia.

En la actualidad, la cárcel palmesana cuenta con un total de 1.360 reclusos de los cuales, un centenar aproximadamente son mujeres y el resto hombres.

El punto más alto de población entre los barrotes del 'gran hotel' de la carretera de Sóller se registró en el año 2.000. En aquella época, se llegaron a contabilizar 1.998 internos.

La disminución de reclusos en los centros penitenciarios no es algo exclusivo de Palma. Se trata de una tendencia muy generalizada en todo el territorio nacional.

Los delitos contra el patrimonio, es decir, los robos con fuerza, violencia etc... son la principal causa de estancias de sus autores en prisión. Le sigue muy de cerca los delitos contra la salud pública. En la cárcel de Palma, las cifras de ingresos por violencia de género también ha experimentado un importante repunte. A pesar de la crisis, los internos bajan en las cárceles españolas.

Por otra parte, en Menorca, el director de la prisión, Alfredo Fernández, fue destituido de su cargo. Las causas, según fuentes consultadas por Ultima Hora, son la acumulación de incidentes registrados en la cárcel más pequeña de España (80 presos), el suicidio de dos internos y el permanente conflicto con la plantilla. Fernández, fue administrador de la cárcel de Palma bajo la dirección de Manuel Avilés.