Imagen de archivo de la visita de agentes del Cuerpo Nacional de Policia nada más saltar el escándalo. | Redacción Sucesos

33

La empresa responsable de los vigilantes de seguridad del Centro Socioeducativo de Es Pinaret expulsó, nada más saltar el escándalo de las supuestas agresiones a menores, a la totalidad de los implicados. Se trata de los supuestos cabecillas de la trama que, según denuncian sus propios compañeros, son de ideología neonazi. Así lo han confirmado fuentes próximas al centro de internamiento. De hecho, dicha denuncia ha sido ratificada por parte de los afectados en sede policial.

Nada más tener conocimiento de los hechos, el SAF (Servicio de Atención a la Familia) del Cuerpo Nacional de Policía puso en marcha una exhaustiva investigación con la finalidad de esclarecer los hechos denunciados.

Por el momento, el hermetismo en las investigaciones es máximo, pero fuentes próximas al caso a las que ha tenido acceso Ultima Hora, confirman que prácticamente se han tomado declaraciones, en sede policial, a todos los implicados a falta de los menores supuestamente agredidos que se hará en los próximos días.

Del mismo modo, parece ser que los menores supuestamente agredidos no han aportado ningún tipo de parte médico. Por consiguiente, los investigadores tratan de averiguar el grado de las mismas y la ubicación de las mismas en el tiempo.

El pasado día 12 de septiembre, el secretario de la Federación de Servicios Privados del sindicato CCOO, interpuso en la delegación del Gobierno una denuncia en la que seis vigilantes de Es Pinaret acusaban la «demencial y escalofriante situación que allí se estaba viviendo».

Los denunciantes afirman que hay un «grupúsculo de vigilantes autodenominado ‘La Camada’, un grupo de ideología neonazi. Presuntamente, habrían instaurado dentro de Es Pinaret un auténtico régimen de terror que incluiría agresiones a los menores, amenazas al personal educativo, vejaciones y coacciones al resto de compañeros.

De hecho, algunos del resto de vigilantes han tenido que darse de baja psicológica por depresión.