8

La Fiscalía solicita 11 meses de prisión y el pago de 3.200 euros de multa para una mujer que, al cruzar un paso de cebra en Palma con su hijo en brazos, fingió ser atropellada por un turismo para poder ser indemnizados por el seguro. En concreto, tanto la acusada como su marido, quien se enfrenta a la misma petición de pena, se sentarán en el banquillo el próximo miércoles para ser juzgados por estos hechos.

Sobre ambos inculpados pesan un delito de acusación o denuncia falsa en concurso con un delito intentado de estafa procesal, por los que serán enjuiciados por el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma.

Y es que, según el Ministerio Público, la mujer procedía a cruzar por el paso de cebra de la calle Indalecio Prieto cuando fingió haber recibido el impacto de un vehículo que atravesaba la zona, simulando lesiones por las que imploraba que fuesen asistidos de inmediato, a pesar de que en el hospital donde fueron atendidos no se objetivaron heridas causadas por el incidente.

En cualquier caso, los médicos recogieron las manifestaciones de la acusada, Esther V.V., quien aseguraba sentir dolores cervicales por los que llegó a rebir tratamiento rehabilitador. Por su parte, el también inculpado Diego J.G., en connivencia con su esposa, denunció los hechos ante el Juzgado de guardia para poder exigir indemnización por las lesiones.

El día del juicio, señalado para el 12 de noviembre de 2009, la acusada renunció expresamente a la acción penal si bien exigió que la aseguradora le pagase la cuantía máxima de 5.444 euros en atención al informe forense sobre las lesiones de Esther V.V. y su hijo. Con ello buscaba ser indemnizada por unas lesiones que, relata la Fiscalía, no se produjeron en la manera que había denunciado.