4

La Guardia Civil ha intervenido en varias tiendas de zonas turísticas del municipio de Calvià, así como en un almacén asiático de Palma desde donde se distribuían, un total de 2.533 punteros láser que no reúnen las medidas de seguridad y de etiquetaje necesarias para su venta.

En un comunicado del cuerpo armado se explica que estos punteros láser no cumplen con el Estatuto de los Consumidores y Usuarios de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.

Los responsables de estos comercios y del almacén distribuidor han sido denunciados por la Guardia Civil. Del total, 813 son punteros de color verde de gran potencia valorados en su conjunto en 19.943 euros.

Los láser han sido puestos a disposición de la Conselleria de Salut, encargado de analizar este tipo de artículos y adoptar las medidas pertinentes.

Desde que comenzó esta operación en agosto se han incautado varios miles de punteros láser de distintos tipos. Las últimas actuaciones se llevaron a cabo la pasada semana en tiendas de Calviá, Andratx y Palma.

El empleo de estos punteros láser contra aeronaves en inmediaciones de los aeropuertos puede constituir una infracción penal al artículo 66.4 de la Ley Penal 209/64 de Navegación Aérea, por el peligro que ello conlleva sobre todo en las maniobras de despegue y aterrizaje de las aeronaves al deslumbrar a los pilotos.