Continúa abierto el dispositivo de búsqueda del joven desaparecido en Cala Serena. | Alejandro Sepúlveda

Sin noticias de Alexis Mariano Luca. Los equipos de emergencia se desplegaron ayer por segundo día en Cala Serena (Felanitx) y buscaron durante horas al joven argentino desaparecido en una cueva por un golpe de mar. El operativo, que se vio afectado por el temporal, fue infructuoso.

A primera hora de la mañana, la Guardia Civil, la Policía Local, los Bomberos de Mallorca y un helicóptero rastrearon Cala Serena y las playas próximas, en busca del excursionista accidentado.

A pesar de que el temporal amainó con respecto al jueves, cuando se produjo el accidente en la cueva, ayer las complicaciones eran muchas y no fue posible que las lanchas o patrulleras peinaran la costa. El oleaje seguía siendo intenso y las ráfagas de viento eran considerables, lo que imposibilitó que el helicóptero de la Guardia Civil sobrevolara la zona. Salvamento Marítimo, por el contrario, sí que pudo despegar su aparato.

Inspección

Los expertos de los bomberos y de la Guardia Civil bajaron a la cueva y la registraron de nuevo, llegando a la conclusión de que es prácticamente imposible que el cuerpo del desaparecido siga en la gruta. Se trata de una cavidad de diez metros de altura por unos catorce de largo, que desemboca en la costa.

El capitán José Godoy, jefe de la Guardia Civil de la Compañía de Manacor, supervisó todo el operativo y anunció, horas después, que quedaba suspendido hasta nueva orden.

Los investigadores creen que el cuerpo del joven argentino no aparecerá hasta que acabe el temporal en el mar, tal y como ocurrió con los sudamericanos que fueron engullidos por una ola en Cala Mendia (Manacor) cuando se subieron a una roca para fotografiarse.

El accidente se produjo el jueves por la mañana, cuando cuatro amigos se introdujeron en la cueva de Cala Serena y les sorprendió un golpe de mar.