3

Agentes del Grupo de Investigación de la Guardia Civil y de la Policía Local de Inca procedieron a la desarticulación de un importante punto de venta de menudeo de drogas muy activo ubicado en el casco antiguo de la ciudad.

Durante la operación, los investigadores procedieron a la detención de dos hermanos, uno de ellos menor de edad.

Tras más de un mes y medio de investigación conjunta, los agentes actuantes se percataron de la proliferación de venta de drogas, concretamente en las calles San Sebastià, Biniamar y toda la zona del casco antiguo situado detrás de la iglesia parroquial de Santo Domingo.

Cuando los funcionarios accedieron a la vivienda de los sospechosos, el resto de policías que rodeaban el inmueble pudieron ver como desde su casa los chicos lanzaron bolsas llenas de droga y una caja de caudales al patio del vecino.

En el interior de la misma los investigadores localizaron algo más de 500 gramos de marihuana en cogollos listos para su venta al menudeo y unos 300 euros en efectivo en dinero fraccionado.

Los detenidos acaparaban gran parte de la venta de droga del barrio y tomaban grandes medidas de seguridad para no ser descubiertos.

Los vecinos de la zona habían alertado a la Policía Local y Guardia Civil del consumo masivo de marihuana por parte de numerosos jóvenes del barrio.

El perfil de los compradores de las sustancias estupefacientes eran muy variado. De hecho, según fuentes próximas a la investigación a la que ha tenido acceso Ultima Hora el reparto de la marihuana se realizaba en bicicleta y los clientes eran mallorquines, sudamericanos y marroquíes.

La droga la localizaron enterrada en botes de cristal herméticos en un solar anexo de la vivienda. Todos ellos fueron puestos a disposición judicial en los juzgados de Inca y en la Fiscalía de Menores.