Previous Next
7

Parte de la cornisa de un noveno piso de Palma se desplomó ayer de madrugada y los cascotes cayeron sobre la calle Médico José Darder, esquina con Isidoro Antillón. Milagrosamente, no se registraron heridos.

El accidente se produjo sobre las dos y media de la madrugada y los vecinos que escucharon el ruido de los cascotes al estrellarse contra el suelo avisaron a la policía. En poco tiempo, llegaron hasta ese tramo los bomberos y la Policía Local, que acordonaron la zona y colocaron un precinto para que nadie pasar por debajo del edificio de nueve plantas.

Los agentes llamaron de forma insistente al ático donde habían caído los trozos del voladizo, pero nadie abrió la puerta.

Daños

Uno de los proyectiles caídos desde el noveno piso impactó en un coche estacionado sobre la acera, y le provocó daños materiales. Los otros cascotes reventaron al chocar contra la acera.

Los bomberos cortaron la calle para poder trabajar sin problemas y con una brazo mecánico dos funcionarios llegaron hasta la terraza del ático y evaluaron la situación. Había algunos trozos a punto de caer, y los bomberos optaron por arrancarlos porque había riesgo de que acabaran precipitándose contra el suelo.

Lluvias

Fuentes policiales informaron que las últimas lluvias y el viento podrían ser los responsables del mal estado de la cornisa. Un mando explicó que había sido «una gran suerte» que el accidente ocurriera de madrugada: «La calle Médico José Darder es una calle muy transitada de Palma y si los cascotes llegan a caer a la calle por la mañana, es muy probable que alguien hubiera resultado herido grave».