Pere Barceló, a la izquierda, junto a su letrado en los juzgados. | ALEJANDRO SEPULVEDA

26

«La declaración ha ido muy bien, soy inocente y todo se aclarará. Muchas gracias por llamar. Ahora no quiero ni puedo hablar del tema», afirmó Pere Barceló, expárroco de Can Picafort, tras prestar declaración en los juzgados de Inca.

Barceló, en declaraciones a Ultima Hora, defendió su inocencia y concluyó diciendo que: «Más adelante hablaré, lo contaré todo y estoy seguro que se aclarará».

El sacerdote se enfrenta a una denuncia interpuesta por una joven de unos 24 años de edad y que le acusa de haber abusado sexualmente en repetidas ocasiones de ella. La presunta agresión se perpetró cuando la víctima era menor de edad. Cabe recordar que, en una decisión sin precedentes, el exobispo de Mallorca Jesús Murgui, en marzo de 2011, ordenó apartar de sus oficios pastorales y prohibir el ejercicio público de su ministerio de las parroquias de Can Picafort. Todo ello por una presunta conducta irregular cometida en el pasado.