6

Las carreteras de Mallorca se cobran una nueva víctima mortal. Aproximadamente sobre las siete de la tarde de ayer, una mujer de unos 65 años de edad y residente en Inca perdía la vida al ser atropellada por un turismo en la carretera que une Inca con la localidad de Sencelles, concretamente frente a las cocheras de los autocares Alorda.
Al parecer y, según fuentes próximas a los investigadores, se trata de una mujer que tenía un trastorno mental y que, sobre las seis de la tarde se marchó de su domicilio. La víctima mortal residía en una finca muy próxima al lugar donde se produjo el trágico suceso.
En un momento dado, la mujer accedió a la carretera, que no dispone de iluminación, y una conductora no pudo hacer nada por evitar la colisión y la atropelló.
Rápidamente, agentes de la Agrupación del Sector de Tráfico de la Guardia Civil, una UVI móvil del 061 y una patrulla de la Policía Local de Inca acudieron al lugar de los hechos y se hicieron cargo de la situación.
En los primeros instantes se vivieron momentos de mucha tensión. Por una parte, los facultativos trataban de reanimar a la víctima, pero tras una hora de practicarle maniobras de reanimación y tratar de recuperarla, la paciente falleció. Por otro lado, la conductora que atropelló, de manera totalmente accidental, a la mujer, sufrió un fuerte ataque de ansiedad y también precisó ser atendida por los responsables sanitarios desplazados hasta el lugar del suceso. El accidente tuvo lugar en el punto kilométrico 3 de la citada carretera Inca-Sencelles. Por su parte, los agentes de la Guardia Civil responsable del caso, han descartado cualquier tipo de imprudencia por parte de la conductora que, a su vez, arrojó un resultado negativo en la prueba de alcoholemia practicada instantes después del siniestro.