Cuerpo Nacional de Policía y Policía Local de Palma montaron un amplio dispositivo de seguridad. | Vasil Vasilev

0

Prosiguen las investigaciones sobre el apuñalamiento de tres personas registrado en la noche del sábado en Palma.
Tal y como les informamos en la edición de ayer, sobre las 22.10 horas, los equipos de emergencia tuvieron que acudir de urgencia a la calle Pico Almanzor, situada en la barriada de Son Gotleu, para intervenir en una pelea familiar que finalizó con tres personas apuñaladas con arma blanca.
Al parecer, y según las primeras hipótesis de la investigación realizada por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, todo se inició cuando, por una discusión de pareja, el marido se enzarzó con sus dos cuñados. Lo que en un primer lugar parecía una violencia de género en toda regla finalizó con los tres familiares ingresados en el hospital de Son Llàtzer heridos por arma blanca.
Todo apunta a que el marido cogió un cuchillo y asestó varios cortes a sus dos cuñados. Éstos trataron de defenderse y también apuñalaron a su presunto agresor. Finalmente, los tres sufrieron heridas, dos de ellos de carácter grave y uno leve.
Hasta el lugar se desplazaron dos ambulancias, una medicalizada y otra de soporte vital básico, que se hicieron cargo del traslado de los heridos.
Durante la mañana de ayer, los tres varones permanecían ingresados en el hospital de Son Llàtzer y los investigadores del caso se desplazaron hasta el centro hospitalario para tomarles declaración.
Cabe destacar que la noticia del apuñalamiento levantó una gran expectación en la barriada. De hecho, tanto la Policía Local de Palma como el Cuerpo Nacional de Policía desplazaron un gran número de efectivos a la zona y montaron un perímetro de seguridad para evitar cualquier tipo de altercado.