A la llegada de los equipos de extinción, los profesionales detectaron que el coche presentaba un foco de fuego en la parte delantera y otro similar en la parte posterior. | Vasil Vasilev

23

Suma y sigue. En los últimos 32 días se han contabilizado un total de seis incendios, al parecer, todos ellos intencionados, en vehículos que estaban estacionados en diferentes puntos de la ciudad.

Las coincidencias, horarios y patrones utilizados en todos los siniestros hacen presagiar lo peor: tenemos un incendiario suelto por las calles de Palma.

A las dos de la madrugada de ayer, los equipos de emergencias fueron alertados de que, frente a las viviendas de Virgen de Lluc, en la barriada del Vivero de Palma, había un coche en llamas.

Rápidamente, Cuerpo Nacional de Policía, Bombers y Policía Local de Palma y una ambulancia del 061 acudían al lugar del suceso. Se trataba de todoterreno de color negro que estaba en llamas, pero lo más curioso, como en casos anteriores, es que los focos del fuego se centraban en la parte trasera y la delantera. A consecuencia del efecto devastador de las llamas, el coche quedó prácticamente calcinado y catalogado como siniestro total.

Los investigadores, nada más llegar al lugar, detectaron un fuerte olor a gasolina. Acto seguido comenzaron a buscar por los alrededores posibles restos de acelerantes o posibles objetos utilizados por el incendiario.

Historial de incendios registrados en Palma: 31 de enero, en la calle Marqués de Tenerife, en la barriada de Son Ferriol, había varios vehículos en llamas.

En esa ocasión, los funcionarios localizaron una garrafa de líquido refrigerante medio llena de gasolina. Por su parte, los Bombers de Palma detectaron que los vehículos que estaban en llamas prendían con más fuerza en la parte delantera y trasera, es decir, todo apuntaba a que los coches habían sido rociados con algún tipo de acelerante. El día 21 de enero, en la calle Crédito Balear se contabilizó otro fuego que afectó a un turismo. El día 17 de enero se produjo el mayor de los incendios, en la calle padre Francisco Molina. En este suceso quedaron calcinados por completo cuatro turismos y cuatro motocicletas y tres coches más se vieron afectados. El día 8 de enero se produjo un nuevo fuego de vehículos en la calle Costa de la Sang, travesía de la Rambla. El día 29 de diciembre, en el Polígon de Llevant, concretamente en una travesía de la avenida México, varios coches se vieron afectados.