26

Un juez decretó este lunes el ingreso en prisión del joven M.H., de 20 años y nacionalidad marroquí, que fue detenido por la Guardia Civil en la localidad mallorquina de Pont d'Inca a M.H., cuando circulaba sin permiso de conducir y con un vehículo sustraído, por lo que se le imputa un delito de robo de coche a motor, otro contra la seguridad vial y otro de robo.

Asimismo, agentes de la Benemérita también han arrestado a M.A., de 40 años y A.B., de 24 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, ambos de nacionalidad marroquí.

En un comunicado, la Guardia Civil ha informado de que el primer arresto se produjo el pasado sábado dentro de los dispositivos para la prevención de robos en viviendas, después de que una patrulla de Pont d'Inca identificó al ahora detenido.

Una vez detenido, fue trasladado a dependencias de la Guardia Civil en Pont d'Inca y ante las sospechas de los agentes sobre la implicación del detenido en más ilícitos, se abrió una investigación en la que se ha esclarecido que el arrestado había sustraído el turismo en la localidad de Santa Ponça el pasado 18 de enero.

La Guardia Civil ha detallado que esa misma noche había forzado otro coche de donde sustrajo un bolso, una cazadora y varios efectos personales que han sido recuperados.

Igualmente, se le imputa la comisión de otro robo el pasado 29 de diciembre en un domicilio de la localidad de María de la Salud a donde accedió con los moradores en el interior y se llevó dinero, un ordenador y un teléfono.

Tras efectuarle un registro en su domicilio en María de la Salud, uno de los moradores, al ver llegar a los agentes, salió corriendo, siendo interceptado con 18 bolsitas de droga de un gramo de cocaína cada una, así como con 445 euros en metálico y un teléfono móvil. Asimismo, también se detuvo a un tercer individuo que residía en el mismo domicilio.

Estos dos últimos detenidos por tráfico de drogas pasarán a disposición judicial en los próximos días, mientras que la Guardia Civil no descarta nuevas detenciones.