El acusado fue puesto a disposición judicial en la tarde de ayer en los juzgados de Palma. | Alejandro Sepulveda Soler

22

La magistrada titular del juzgado de Instrucción Número 5, ayer en funciones de guardia, Ana San José, tomó declaración al africano acusado de drogar y violar a una joven en Puerto Portals, en Calvià, que quedó en libertad con cargos.

A primera hora de la tarde de ayer, agentes del a Guardia Civil de Palmanova, presentaron ante la magistrada al acusado. El informe realizado por el médico forense y la fimación ofrecida por una cámara de seguridad próxima al lugar de los hechos fueron las pruebas claves del caso. A todo ello, hay que sumarle el testimonio de la víctima, una joven de tan sólo 19 años de edad.

La Policía Judicial de la Guardia Civil procedió a la detención del africano acusado de drogar a la chica y posteriormente violarla en su domicilio. Los hechos se produjeron, según consta en la denuncia, en la madrugada del sábado al domingo en un establecimiento de ocio de la zona de Puerto Portals, en Calvià. Al parecer, la víctima conoció a un varón de color con el que entabló una amigable conversación. Lo último que recuerda la joven es que, a la mañana siguiente (domingo), apareció en la cama del sospechoso, totalmente desnuda, muy aturdida y con signos evidentes de haber sido violada. El Juzgado de Instrucción Número 3, en funciones de guardia, fue informado de todos los pasos seguidos en la investigación y se ordenó el arresto del varón. Las pruebas médicas apuntan que la chica dio positivo en varios opiáceos, entre ellos la cocaína y metadona. Se trata de una joven sin ningún tipo de antecedente penal y sin que se le conociera adicción alguna.