Puerta del insitituto de Llucmajor, donde se produjo la agresión. | Alejandro Sepulveda Soler

22

La Guardia Civil en colaboración con agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Palma procedieron, en la mañana de ayer, a la detención de dos hermanos acusados de asaltar el IES de Llucmajor, agredir a la conserje y apuñalar a su hijo de unos 21 años de edad.

Los arrestados son Pedro B.G. y Juan B.G., de 42 y 36 años respectivamente y con numerosos antecedentes policiales. A los dos delincuentes se les acusa de un robo con violencia e intimidación.

Sobre las 22 horas del jueves dos individuos encapuchados y armados con un cuchillo y una pistola se personaron en el Instituto de Educación Secundaria de Llucmajor. Tras llamar al domicilio del conserje, una mujer de 56 años, ésta les abrió la puerta y la golpearon en la cabeza, maniatándola a continuación en una de las camas. A consecuencia del golpe, la mujer sufrió una herido inciso sangrante en la cabeza y precisó varios puntos de sutura.

Ante esta situación su hijo de 21 años se enfrentó a los agresores, resultando herido por arma blanca en la espalda, concretamente en el omóplato izquierdo, lo que ocasionó que sangrara abundantemente. A continuación ambos agresores huyeron del lugar. El hijo, precisó ser trasladado con carácter urgente al hospital de Son Llàtzer donde, aun permanece hospitalizado y su pronóstico es reservado, pero no se teme por su vida.

Tras la investigación iniciada por la Policía Judicial de la Guardia Civil se procedido, en la madrugada de hoy, a la detención de los dos individuos mencionados. Ambos residen en dos domicilios en Palma, concretamente en la calle Gessami, en el centro de la ciudad. Para ello, la Benemérita solicitó la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía quienes les acompañaron hasta el lugar y procedieron, de manera conjunta, al arresto.

La mañana de ayer se procedió al registro de las dos residencias de los detenidos y se incautó lo siguiente: Una pistola inutilizada, dos cuchillos, además de 104 plantas de marihuana en una de las habitaciones de uno de los domicilios que tenían acondicionada a modo de invernadero, con focos, reguladores de temperatura y humedad.