Un barco ha sido arrastrado por el fuerte oleaje en Pollença. | Alejandro Sepulveda Soler

3

El temporal de viento y lluvia provocó ayer numerosos incidentes de poca magnitud en Mallorca, la mayoría de ellos entre las 13.00 y las 16.00 horas. Los equipos de emergencia recibieron decenas de llamadas informando de caídas de árboles, carteles colgando y objetos a punto de caer, entre otros percances.

Según informó el Centro Meteorológico de Balears, las rachas de viento fueron importantes y sostenidas y llegaron a alcanzar los 93 kilómetros por hora en Capdepera, 84 en el Dique del Oeste de Palma, 82 en Portocolom, 69 en sa Pobla o 66 en Son Servera. Respecto a las lluvias, no se registraron precipitaciones abundantes y los datos más significativos hasta la tarde-noche de ayer eran los 17,4 litros por metro cuadrado caídos en Lluc, 7,6 en la Colònia de Sant Pere, 6 en Sineu, o 3,6 en Llucmajor.

En Eivissa el temporal de viento estuvo acompañado de lluvias más intensas. Las rachas de viento alcanzaron los 85 kilómetros por hora en el aeropuerto, 84 en Sant Mateu y 77 en Sant Antoni. Los datos de lluvias reflejaban 44,6 litros por metro cuadrado en Sant Mateu, 35,8 en Sant Joan de Labritja o 26 en el aeropuerto.

En Formentera ayer tarde el agua descargaba con fuerza y se contabilizaron 78 litros por metro cuadrado. En Menorca la intensidad fue menor y el registro quedó en los 16,8 litros por metro cuadrado del aeropuerto.

Incidentes

En Mallorca la mayoría de incidentes se sucedieron entre las 13.00 y las 16.00 horas. En este período de tiempo el teléfono de emergencias 112 recibió 304 llamadas correspondientes a 34 incidentes.

En el Port de Pollença un catamarán quedó varado junto a las rocas al ser arrastrado por el viento. En Portocolom, muchos dueños de barcas amarradas en los puntos de fondeo que hay en medio del puerto y en es mollet estuvieron vigilando que no se soltaran. El viento, no obstante, desató unas cuatro barcas.

Los Bombers de Mallorca realizaron diez intervenciones en s’Illot, Son Ferrer, Felanitx, Palmanova, Port d’Alcúdia, Marratxí y Llucmajor, consistentes en retiradas de árboles o elementos que podían caer sobre la vía pública, así como la retirada de un trozo de pared en sa Cabana. El incidente más destacable ocurrió en S’Illot y consistió en retirar un gran árbol a punto de caer en la Plaça del Llop.

Por su parte, los Bombers de Palma efectuaron ayer tarde 23 salidas relacionadas con el temporal: Diez caídas de objetos sobre la vía pública (letreros, cubiertas de tejados o marquesinas), otros diez por caídas de ramas o árboles en la calle o sobre vehículos aparcados, más dos auxilios de limpieza de calzada por vertido de líquidos tras accidentes de tráfico y una apertura de puerta cerrada de golpe por el viento.