Los sanitarios han acudido a atender a los pasajeros heridos.

49

A las 14.43 horas, un autobús de la EMT que cubría la ruta 8 de Son Roca, se vio forzado a dar un fuerte frenazo para evitar arrollar a un coche. Fruto del mismo, gran parte del pasaje sufrió daños de consideración. Al parecer y, según información policial, el conductor del articulado municipal tuvo que activar el sistema de frenado porque, instantes antes, un coche que le precedía se detuvo para no atropellar a un peatón que se había saltado un semáforo en rojo.

Los hechos se produjeron en la vía Alemania de Palma, justo en frente del Instituto de Educación Secundaria Joan Alcover.

Rápidamente, agentes de la Policía Local de Palma y tres ambulancias del SAMU-061 se personaron en el lugar del siniestro.

Como consecuencia del frenazo, gran parte del pasaje salió despedido cayendo al suelo. Uno de los pasajeros, colisionó contra un cristal interior que rompió con su cabeza. El facultativo desplazado atendió a los heridos y, de manera progresiva, procedió a la evacuación de seis heridos; cuatro a la clínica Rotger y dos más a la USP-Palmaplanas.

Cabe destacar que en el momento de producirse el accidente el autobús iba completamente lleno.