83

Agentes del Grupo de Actuación Preventiva (GAP) de la Policía Local de Palma arropados por otras unidades policiales procedieron, en la madrugada de ayer, a la entrada y registro de un bar de Palma.

Varios vecinos, desde hacía días, alertaron a los agentes de la Policía Local de Palma de que en las inmediaciones del bar billar y juegos XL , sito en la calle Antoni Marqués de Palma, muy cerca de la sala de cine Rivoli, había una cantidad importante de jóvenes fumando 'porros'. Los agentes del GAP incluyeron dicho local en su circuito de control y supervisión.

Fue entonces cuando, a las 04.10 horas, más de una decena de agentes irrumpieron en la calle y procedieron a la identificación y cacheo de los clientes que estaban en la puerta. Uno de ellos, al ver la presencia policial y sin mediar palabra alguna, comenzó a correr huyendo claramente de la presencia de los policías actuantes. Tras ser interceptado y cacheado le fue localizado una dosis de lo que podía tratarse de cocaína. Todo parecía que el establecimiento era un punto de venta de droga y los agentes accedieron al mismo y lo registraron.

En el patio interior, en una paellera, se encontró casualmente 1.200 gramos de una sustancia que se ha enviado para ser analizada.

El propietario del local, un mallorquín identificado como Miquel D.M., de 52 años de edad, fue detenido.

Acto seguido, se requirió la presencia de la Patrulla Verde quien, ante la evidencia manifiesta de que en el local se estaba consumiendo y vendiendo droga, ordenó el precinto inmediato del establecimiento.

Cabe destacar, que numerosos vecinos de la zona felicitaron a los policías y afirmaron: «Era un secreto a voces. Aquí no se podía dormir y todo el mundo fumaba y consumía. Enhorabuena», concluye un residente.