Momento en el que el agente de la Guardia Civil detenido por tráfico de éxtasis es conducido a prisión tras declarar ante el juez. | Alejandro Sepúlveda

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, conjuntamente con Guardia Civil y Vigilancia Aduanera, han culminado la segunda y última fase de la ’operación Bronceado’ con la detención de otras cuatro personas acusadas de tráfico de drogas. Durante la misma también se procedió a la entrada y registro de cuatro domicilios.

La primera fase de la ‘operación Versátil’ se llevó a cabo la pasada Semana Santa, con la detención de cinco personas, entre ellos un miembro de la Guardia Civil, todos ellos actualmente en prisión por tráfico de drogas. En aquella ocasión se incautó la cantidad de 1000 comprimidos de éxtasis, que por gestiones practicadas se averiguó que procedían de Eivissa y su destino eran locales de ocio de Palma.

La investigación se inició en enero de 2012, centrándose las pesquisas en dos individuos Dj’s, vinculados a las fiestas en discotecas, por la introducción de drogas de diseño en la Isla vía postal procedentes de Asia.

Al parecer dichos individuos, ahora detenidos, estaban en disposición de introducir una importante cantidad de Ketamina; procedente de Asia con la intención de comercializarla usando para ello envíos postales de correos.

Funcionaria

Para evitar el riesgo de ser descubiertos o la perdida de los envíos, utilizaban a una funcionaria de correos de una sucursal de Palma, la cual les informaba de la llegada de los paquetes, y les entregaba los mismos sin seguir el cauce o método de entrega reglamentario; sin levantar sospechas y con total impunidad.

Paralelamente se tuvo conocimiento que un paquete, con dos kilogramos de Ketamina con destino a los investigados fue detectado en la aduana de Barajas camuflado en un aparato electrónico. Dicho paquete fue entregado a la Guardia Civil con el fin de proceder a la detención de los destinatarios de la droga, que no llegó a producirse, según se pudo comprobar posteriormente, al ser advertidos tanto por la empleada de correos como por el guardia civil, detenido en la primera fase de la investigación.

El pasado 16 de abril se procedió a la detención de cuatro personas más, dos de ellos los destinatarios de la droga, Alberto M. M., de 28 años y el llamado José S. N. G. de 30 años, la llamada Caridad, D.L., de 37 años, empleada de correos y un colaborador de la organización, Carlos V. G., de 33 años.