Imagen del ferry 'Maverick Dos', encallado en Formentera. | UH

6

La Capitanía Marítima de Ibiza ha exigido a Baleària que presente antes del 24 de febrero a las 14.00 horas un plan específico de reflotamiento del buque varado en la Isla de Sa Torreta en Formentera para que, una vez aprobado por este organismo, la naviera contrate a una empresa que dé las «máximas garantías de seguridad» para llevar a cabo esta labor y trasladar el barco al astillero, proceso que estará vigilado por Salvamento Marítimo.

Así lo han informado a Europa Press fuentes de la Marina Mercante, que han señalado que la Capitanía Marítima de Ibiza también ha solicitado a Baleària una serie de documentación, que deberá ser entregada antes de las 14.00 horas de este viernes, con el fin de conocer las causas del accidente del barco en el que iban 27 personas (21 pasajeros y 6 tripulantes).

Concretamente, se ha pedido un informe al capitán del buque en el que describa los hechos y detalle las cantidades de combustible, aceites, lubricantes y demás productos que permanecen a bordo, incluidos los aceites de las máquinas.

Asimismo, la Capitanía Marítima ha exigido una declaración de la persona que ocupa el cargo de primer oficial, así como el original y la copia del diario de navegación y el diario de las máquinas y el libro de registros de hidrocarburos.

Por otro lado, también se ha pedido a la naviera que se entreguen las alarmas generadas en los paneles de control en los motores propulsores y los equipos auxiliares desde el día anterior al accidente y el día en el que el buque quedó varado.

La Capitanía Marítima también ha reclamado una copia del manual de travesía, que debe disponer el capitán a bordo y que contempla el itinerario que llevaba el fast ferry Maverick Dos, que une Ibiza y Formentera.

Por otro lado, las citadas fuentes de la Marina Mercante han confirmado que ya se ha trasladado a Ibiza una delegación de la Comisión Permanente de Investigación de Accidentes y Siniestros Marítimos del Ministerio de Fomento, que investigará también de manera independiente las causas del choque del barco contra una isla.

Así, esta Comisión tomará declaración al capitán y, una vez conozcan todos los hechos, determinarán cuál es la causa del accidente, teniendo en cuenta que en este momento se desconoce si fue un error humano o un fallo técnico. Con independencia de cuál sea su conclusión, la Capitanía Marítima de Ibiza también ha abierto un expediente de investigación.

Por otra parte, la Marina Mercante ha recordado que Baleària ya ha contratado a un servicio subacuático para llevar a cabo la siguiente fase, que es la de prevención y que consiste en un plan de descontaminación, de forma que antes de reflotar el buque, se extraerá el gasoil, todos los aceites, los botes de pintura y las baterías.