El hombre ha sido encontrado en aguas del Club Náutico de Es Portixol. | Pere Bota

10

Agentes de la Guardia Civil se han hecho cargo de la investigación del fallecimiento de un varón de 70 años de edad cuyo cuerpo apareció flotando en aguas del Club Nàutic d'es Portitxol de Palma.
El hallazgo se produjo sobre las 12.15 horas de ayer, cuando varias llamadas alertaron a los servicios de emergencia de que había un cuerpo flotando en el mar.
Rápidamente se personaron en el lugar del suceso varias dotaciones de la Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Policía Local de Palma, Policía Portuaria y personal médico del SAMU-061. Cuando los servicios de emergencia consiguieron recuperar el cuerpo, el facultativo sólo pudo certificar su muerte, dado que todo apunta a que llevaba varias horas fallecido.
La víctima es un hombre de nacionalidad española idenficado como Rafael Sancho Mir, de 70 años de edad.
Los investigadores responsables del caso tratan de averiguar lo sucedido y esclarecer las causas de la muerte.
La hipótesis más plausible está centrada en que el fallecido estaba realizando unos trabajos en una pequeña embarcación cuando, por motivos que se desconocen pero que están siendo investigados, se cayó al mar.
En las próximas horas se le practicará la autopsia en el Instituto Anatómico Forense de Palma, que determinará con detalle las causas de la muerte. De este modo, se desvelará si el fallecido sufrió una indisposición y cayó al mar o si, por el contrario, sufrió algún tipo de accidente.
La noticia ha caído como un jarro de agua fría entre los pescadores y usuarios del Club Nàutic d'es Portitxol de Palma. Rafael Sancho Mir era una persona apreciada y su repentina muerte levantó mucha curiosidad entre los presentes.